youtube linkedin google plus
MORTEROS Y SATE
desplegable
  • Sistema SATE disminuye las oscilaciones térmicas
  • SATE no reduce el espacio habitable
  • SATE revaloriza el edificio
  • SATE disminuye la aparición de puentes térmicos
  • SATE respeta el medio ambiente
  • SATE su aplicación no molesta a los inquilinos
  • SATE, ahorro de energía y económico

SISTEMA DE AISLAMIENTO TÉRMICO POR EL EXTERIOR (SATE)

Aplicación de capa base con armadura

La capa de armadura mejora las prestaciones mecánicas del sistema SATE y contribuye a mejorar las características mecánicas de los morteros de refuerzo y a absorber las tensiones que puedan generarse entre las planchas de aislamiento.



Una vez colocadas las placas de aislamiento y realizadas las esquinas se pasa a aplicar directamente sobre ellas el mortero de base con un espesor aproximado de 1 a2 mm.

Esta capa de refuerzo y alisado se denomina capa base, puede extenderse con llana o con máquina de proyectar y es la que proporciona la mayor parte de las prestaciones mecánicas.

Mientras está fresca la capa base se coloca la malla cuyo tejido debe penetrar mediante presión sobre la primera capa de mortero fresco, se coloca ejerciendo presión para que queden embebidas y sin pliegues.

El adhesivo empleado para fijar las placas aislantes puede también emplearse para el recubrimiento de las mismas en cuyo caso se realiza en dos manos.

NUNCA SE COLOCARAN LAS MALLAS ANTES DE LA CAPA BASE.

Para su correcta colocación en los tramos contiguos la malla debe solaparse un mínimo de 10cm.En las aristas debe de dar vuelta un mínimo de 25cm y no cortarse en ellas.



Después del secado de la primera capa de mortero, se aplica una segunda capa que cubra completamente la malla de fibra de vidrio (normal o de zócalo). Espesor aprox. 2 capas = 4 mm



Transcurrido un tiempo de espera, con el fin de dejar la superficie lo más lisa posible y evitar que los finos del árido afloran a la capa exterior de enfoscado, se pasa por todo el enfoscado una esponja humedecida o fratas.

Con ello se evita la formación de texturas con un relieve que pueda transmitirse al revestimiento final.



Una vez seco, realizar un control con regla de 1 metro de largo y admitiendo una desviación absoluta máxima de 0,5 mm, intensificar el control en las zonas de solape de malla. Es posible lijar o raspar si es necesario.De no cumplirse la desviación admisible, se puede aplicar una segunda capa de nivelación.

Inicio Morteros SATE SATE para particulares Información Técnica Sobre nosotros Contacto Aviso legal Mapa web youtube linkedin google plus