youtube linkedin google plus
MORTEROS Y SATE
desplegable
  • morteros para la colocación de baldosas cerámicas

MORTEROS PARA LA COLOCACIÓN DE BALDOSAS CERÁMICAS

UNE-EN 12808-1: Adhesivos y materiales de rejuntado para baldosas cerámicas. Parte 1: Determinación de la resistencia química de morteros de resinas reactivas

Esta norma se publica en septiembre de 1999 y recoge el método de ensayo para la evaluación de la resistencia química de los adhesivos y materiales de rejuntado de resinas reactivas. La resistencia química es una característica especial, voluntaria para el fabricante, contemplada tanto en la norma sobre adhesivos UNE-EN 12004 como en la de materiales de rejuntado UNE-EN 13888. En el anexo ZA de UNE-EN 12004/A1 figura también como requisito fundamental de los adhesivos de resinas reactivas; sin embargo, en los últimos borradores circulados entre los miembros de CEN/TC 67 ha desaparecido, no contemplándose ni para los adhesivos R 1 ni para los R 2.

El método de ensayo está diseñado para evaluar la resistencia química a través de tres parámetros:

• La variación de masa de las probetas, expresada en porcentaje de masa perdida o ganada tras inmersión en el producto químico de referencia durante 28 días, con una exactitud del 0,01 % y como media aritmética de tres o más valores.

• La variación del diámetro de las probetas, expresada en porcentaje de variación (con precisión del 0,01 %) del diámetro antes y después del ataque químico, respecto a la dimensión inicial, también como media aritmética de tres o más valores ensayados. Después del ataque químico y antes de la medición, las probetas permanecen siete días en condiciones de laboratorio.

• La variación de la resistencia a la compresión, también en porcentaje (precisión del 0,01 %), respecto a la resistencia inicial tras el proceso de acondicionamiento.

Las probetas son cilindros de (25 ± 1) mm de diámetro y (25 ± 1) mm de altura, que se modelan en moldes de plástico (polietileno, polipropileno o politetrafluoretileno) o metálicos revestidos con una capa de ese último material.

El material de resinas reactivas se prepara según las instrucciones del fabricante, se moldea y se mantiene durante siete días en condiciones de laboratorio. A partir del octavo día pueden iniciarse las pruebas de ataque químico por inmersión.

El resultado del ensayo debe describir el producto químico (tipo y concentración, frecuencia de sustitución), las condiciones de ensayo (ciclos de 28 días, temperatura) y el aspecto visual de las probetas tras el ataque químico (fisuras, cambio de color o brillo, aparición de escamas, poros, reblandecimiento, etc.), además de los tres parámetros antes descritos.

Esta norma no establece valores de referencia para cuantificar la resistencia química de un material de resinas reactivas ante el ataque de un producto químico específico, a una concentración determinada y en un periodo de exposición concreto (uno o varios ataques de 28 días). Sin embargo, si el fabricante aporta los resultados del ensayo tal y como se describe en la norma, puede establecerse una comparativa sobre el comportamiento del material ante los diferentes productos químicos (ácidos y bases) o entre diferentes materiales de varios fabricantes.

Inicio Morteros SATE SATE para particulares Información Técnica Sobre nosotros Contacto Aviso legal Mapa web youtube linkedin google plus